Obviamente Alicia no está sola en esto. Recordemos brevemente que en julio de 2017, el Presidente de la República fijó los objetivos, en la primera Conferencia Nacional de los Territorios, de garantizar el acceso de todos los ciudadanos a una buena velocidad (es decir, superior a 8 Mbit/s) y de equipar a todos los territorios con redes de muy alta velocidad (es decir, superiores a 30 Mbit/s) para 2022. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de las autoridades locales y de los operadores por desarrollarse en todo el territorio un tejido de Internet densas y eficientes, ciertas áreas siguen estando mal atendidas. Sigue habiendo un cierto número de “zonas blancas”, por lo general poco pobladas y donde las soluciones de red tradicionales no son muy rentables, repartidas por todo el territorio francés, tanto en la Francia continental como en los departamentos y territorios de ultramar. A menudo se utilizan soluciones técnicas alternativas, para obtener una mejor cobertura a menor costo. Estos son relativamente numerosos hoy en día: satélite, vowifi, wimax… Entre ellos, ahora está el router 4G.