Como suele ocurrir, no hay una sola razón para que el gato maúlle por la noche. Cada gato es diferente, así que puede haber diferentes razones para sus gritos. Mientras algunos sueñan tranquilamente con los acontecimientos del día, otros desfilan sin descanso por el apartamento, arañando las puertas y maullando. Y, por supuesto, también hay gatos que son simplemente habladores por naturaleza, como los gatos siameses, cuando maúllan, los gatos quieren decirnos algo. No lo hacen sólo porque les guste maullar o porque quieran mantenernos despiertos. El maullido es una forma comprobada de que los gatos se comuniquen con nosotros. Entre ellos, los gatos adultos se comunican principalmente a través del lenguaje corporal, mientras que el maullido se reserva para la conversación con los humanos. Los gatos aprenden rápidamente que sus dueños no entienden las señales de su cuerpo. Por eso, como nosotros, empiezan a usar sus voces para producir sonidos que atraen la atención.