series de streaming o la repetición, las películas almacenadas en su ordenador o smartphone… La televisión también se ha convertido sin duda en un objeto decorativo que decora el salón, incluso el dormitorio o la cocina. Entonces, ¿cómo se elige el modelo correcto?