Para los niños de 0 a aprox. 12 meses (hasta que el niño alcance los 10 kg), se necesita el asiento tipo mochila portabebés, fase uno. Está orientado hacia la parte trasera del vehículo. En caso de una parada repentina o incluso de una colisión, el respaldo de este asiento, inclinado a 45 grados, proporciona un apoyo mucho mejor para el cuello del bebé. Este tipo de asiento viene en dos partes: una base que siempre permanece sujeta en el coche, y un asiento con un asa, que permite transportar al niño.